PASION TORINO quiere agradecer especialmente por enviarnos esta reseña histórica del debut del Torino en TC a Ernesto Gasulla, un argentino radicado en Chicago, USA

 

Estas son algunas fotos de 1967, año en que los Torino debutaron en el TC, pasándole por arriba a los Ford, Chevrolet y  Dodge. Los autos estaban armados por Pronello, y los motores preparados por Oreste Berta (padre, el hijo ni habia nacido). Los pilotos eran Eduardo Copello, Pirin Gradassi y Jorge Ternengo. La gente del TC decia que no iban  a andar porque ninguno tenia experiencia previa en TC, pero lo cierto es que  Copello salio campeon, Gradassi subcampeon y Ternengo quinto. A lo largo del  año otros pilotos fueron pasandose al Torino, como Gaston Perkins, Nasif  Estefano, etc. Luis Di Palma ya corria en TC, pero con una cupecita Chevrolet (empezo a correr con Torino recien en 1969). 

Lo que vemos aqui arriba corresponde al dia del debut en TC, en la Vuelta 
de San Pedro, una carrera de ruta de tierra como se usaba en esa epoca, gano 
Gradassi. Los Torino dominaron la carrera, a pesar que los expertos pensaban 
que eran autos de autodromo y en la tierra se iban a romper. 



 

 En el Autodromo El Zonda de San Juan debuto la Liebre I, 
chasis Torino con trompa de plastico y suspensiones diferentes. Gano 
Copello, que era nativo de San Juan. Durante la primera mitad del año en las 
carreras de autodromo los Torino ganaban por robo, eran los unicos autos 
preparados para la pista. En la segunda mitad aparecieron rivales como el 
prototipo Ford de Atilio Viale y Oscar Cabalen, y la "garrafa" Chevrolet de 
Andrea Vianini, que podian ganarles. 

 

 

Esta foto es historica; en Rafaela, que en esa epoca era 
un ovalo tipo norteamericano (sin el mixto que tiene ahora), se corria una 
carrera de 600 kilometros. Los tres Torino oficiales, Copello, Gradassi y 
Ternengo, largaron juntos y anduvieron toda la carrera asi, sin ningun 
problema. Llegaron chupados como en la foto, y le sacaron seis vueltas de 
ventaja al cuarto. Todos los demas autos rompieron algo o tuvieron algun 
drama, menos los Torino. 

 

 


En la carrera de ruta de Tandil debuto la Liebre II, diseño 
de Pronello sobre un chasis Torino, pero totalmente modificado, mas corto 
entre ejes, suspensiones nuevas y carroceria totalmente nueva (salvo las 
puertas, originales Torino). Nadie pensaba que iba a aguantar en la ruta de 
tierra, pero gano Copello, como casi siempre.

Texto y material fotografico enviado por Ernesto Gasulla